UN LADO SALVAJEMENTE POP

"Canción: “Wake me up before you go go” Wham!. De cuando George Michael proclamaba a los cuatro vientos que era hetero.

Parafraseando a DJ de Padres Forzosos: “Siempre sospeche de él, cuando la longitud de sus pendientes era mayor que la de los mios”"

Ayer tuve un día sublime. No sólo porque recibí una llamada de RV que llevaba casi un mes por los campos de Europa sin a penas poder lavarse el pelo y comiendo queso sin pensar en el componente calórico del mismo, (ambas cosas increíbles en RV) sino porque me salí en mi último “Concierto cepillo de rulo en mano”.

Un “Concierto cepillo de rulo en mano” es un mix de mis momentos flash. Un momento flash es aquel en el que alguien de mi entorno, sin ser yo consciente (porque sino, no) me pilla haciendo un playback de una canción pop. Dándolo todo. Entregada al máximo. Es que a mi, a veces se me va la cabeza, me creo que estoy sola (aunque este en mitad de la calle rodeada de gente), me invade un espíritu diva del pop, que me transforma en Shakira e incluso en la mismísima Madonna (que le pregunten a MG que ya me ha cazaó dos veces)

Cuando salgo, precisamente no destaco por ser la más bailonga del grupo, soy normalita, discretita; pero cuando estoy a solas en casa, soy capaz de hacer temblar los cimientos del edificio. Varía con el grado de motivación.


Ayer yo estaba muy motivada. Así que dispuesta, con una bragas de pata, una camiseta de tirantes, descalza y con una pinza en la cabeza (para darme un aspecto cómodo a lo Kylie Minoge cuando cantaba “I’m so lucky”); agarre mi cepillo de rulo dispuesta a dar mi mejor recital. Y lo conseguí.
Comencé como hago siempre con “Sleeping in my car” de Roxette. “Sleeping in my car” es una canción que siempre he querido cantarle a un chico, pero nunca se ha presentado la ocasión.
Después seguí con “Vogue” de Madonna, pero no entera. A mi, sólo me gusta la segunda estrofa cuando dice:

“It makes no difference if you're black or white; If you're a boy or a girl; If the music's pumping it will give you new life. You're a superstar, yes, that's what you are”
Y también, por supuesto, la tercera estrofa, cuando hace un repaso por todas las personas que tienen una actitud “Vogue”:

“Greta Garbo, and Monroe
Deitrich and DiMaggio
Marlon Brando, Jimmy Dean
On the cover of a magazine
Grace Kelly; Harlow, Jean
Picture of a beauty queen
Gene Kelly, Fred Astaire
Ginger Rodgers, dance on airT
hey had style, they had grace
Rita Hayworth gave good face
Lauren, Katherine, Lana
tooBette Davis, we love you
Ladies with an attitude
Fellows that were in the mood
Don't just stand there, let's get to it
Strike a pose, there's nothing to it
Vogue, vogue”

Al final hago un pose, y no espero a que la canción termine, que para eso el concierto es mío y yo soy mi único público.

A estas dos les siguió “Bitch” de Meredith Brooks, “Ladies Night” pero la versión de Atomic Kitten que está mucho más azucarada.
Hice un homenaje a las banda prefabricadas con “Venus” de Bananarama, “Who do you think you are?” de Spice Girls (por cierto mis primeros “Conciertos cepillo de rulo en mano” eran íntegros de canciones de las Spice…siempre terminaba con “Wannabe”) y la versión de “Lady Marmelade” de All Saints. Las bandas prefabricadas no serían lo mismo sin Take That y BSB, así que en mi salón también sonó “Sure” (no tenía yo cuerpo para BSB)

Para subir la temperatura de mi concierto y continuando la estela Take That, Robbie Williams y su “Let me entertain you”. Y si de chicos malos hablamos “Kiss” de Prince y “Fly away” Lenny Kravitz.

Giro de 180º . Kylie con la explicita “In your eyes”. Digo explicita porque:

“It's in your eyes; I can tell what you're thinking; My heart is sinking too; It's no surprise; I've been watching you lately; I want to make it with you”

Y no digo más. Yo a Kylie no lo juzgo. La tía triunfa con su 1’53. Respeto máximo.

“Don’t stop the music” para continuar con algunas de las canciones que el pasado curso han hablado de mí: “Don’t know me” (pero haciendo yo de Ray Charles, que si quiero puedo tener mucho de negro ciego) “Sweetest Goodbye”, “Que vuelvas” de Shakira (la única en español) y “Don´t speak” (las demás me daban pereza).

Para acabar “This love” de Maroon Five pero cantada por Natasha Bedingfield, que cambia el “she” por “he” y, a mi forma de ver es el nuevo “I will survive”, que fue con la que terminé, pero en los acordes de Cake, que mete tacos en la letra.

Un concierto memorable. Una noche memorable. Siento que no nadie lo hubiera visto, pero con ojos mirones, no hubiera sido igual.

0 comentarios:

 

Me leen...