CUMPLEAÑOS ¿FELIZ?, SI!

Me he levantado con el pelo revuelto, con ojeras y malos humos. Vamos como siempre. Pis y me he mirado en el espejo. Misma cara que ayer y espero que mañana. Es mi cumpleaños.
El mundo mundial que me rodea, se piensa que el que no me guste mi cumpleaños es una pataleta de niña pequeña. Puede. Pero tengo poderosas razones para que no me guste este día:
- Soy hija única (hija boba, digo yo) de padres mayores (me reservo la edad, porque el que yo comparta mis intimidades, no significa que comparta la de mis sufridos progenitores). Cuando era pequeña, con mi lógica aplastante de niña precoz de seis años, asociaba el cumplir años a hacerse viejo y por tanto a morirse. Dicen que los niños pequeños no piensan en abstracto y por tanto no contemplan la muerte. Yo le digo a esos psicólogos, que y un cuerno de vaca sagrada. Me aterraba quedarme sola. Por tanto si no había cumpleaños, nadie se hacia viejo y todos viviríamos felices para siempre.
La culpa de este razocinio aterrador, la tenían dibujos aparentemente naïf como Heidi y Marco, que en el fondo han causado mucho daño a la infancia (quizás sea mejor la violencia y el sexo gratuito que ven ahora nuestros niños, nada de mensajes subliminales con peluches y golosinas, la realidad al descubierto)
- Cuando era pequeña, mi madre en su crueldad infinita, no me celebraba el cumple. Con la familia si. Una fiestas que pa’ que. A saber: padre y madre que anteriormente he mencionado son mayores, abuelo y abuela que si padre y madre son mayores estos dos mejor lo callo, mis primos que me sacan diez años y sus padres que son de quinta de los míos. Eran unos cumpleaños fabulosos. Las pastillas para el reuma y las hormonas para controlar la menopausia corrían a raudales.
No me celebraba el cumple porque si lo hacía, los niños me invitarían a los suyos y fomentaban el consumismo gratuito, el gastar por gastar. Daba igual. Si es que yo no me convertí en la marginada de milagrito. Gracias a mi personalidad arrolladora (era una listilla mandona que pegaba voces, vamos, lo que se conoce como la delegada de la clase) los niños no me hacían el vacío (moobing que se diría ahora) y me invitaban a los suyos. Al principio, mi madre, que ya he mencionado que era cruel, no me dejaba ir (lo que digo, ella pretendía que fuera la rarita) pero luego a cabo claudicando porque como yo me eduque en los primeros años de andadura de los equipos psicopedagógicos de los colegios, no quería que sus compañeros le hicieran moobing a ella, no quería estar “fuera de onda” (mamá, como papá, es maestra, pero no mola ni el 10% de lo que mola papá).
- Aún así he celebrado alguno. Todos, y digo todos han acabado en desastre. Siempre la que más ha llorado, yo (que para eso es mi día coño!).
Con estas premisas, normal que este día me guste más bien poco. Me paso el día alerta por si se produce algún desastre.
Además es muy deprimente. Antes de ayer, baje a la facultad (si, lo hice, y vi objetivos… antiguos) en mi inocencia perdida, pregunte que que tal los novatos y AB me dijo: “No lo he mirado, y tu, ni lo intentes, son del 90”. DEL NOVENTA!!!!! Cuando ellos nacieron, YO YA LEÍA !! Ya digo que siempre fui precoz, con cinco años leía y pensaba en la muerte…
Cuando yo era precoz, me imaginaba a la gente de mi actual edad (23, que no lo he mencionado aún, es lo que se llama “oposición a la realidad”), casada y con marido, niños, casa, coche y perro. A mi me dicen hoy que me dan marido, niños, casa, coche y perro y voy, cojo el cuchillo matancero, y me corto las venas en canal.
Me imaginaba eso, porque los veía “maduros”. Yo hoy soy lo opuesto a la madurez. Tengo un disfraz muy bonito de madurez, pero es fachada. ¡A mi me gusta todavía comer cuches y salir con mis amigas a jugar a la comba! Además mi planta favorita de los almacenes Corty es la de juguetes, no me gusta lo oscuro, veo los Rugrats por Nickelodeon y los chicos, aún, me dan susto.Hacerse mayor no mola ni un poquito. A pesar de los tacones y del Vogue Paris. A pesar de que los chicos no te dan asco y hasta te gusta jugar con ellos. A pesar de la libertad de pensamiento y decisión. Hacerse mayor, lleva implícito, inevitablemente perder la inocencia y ganar en la amargura que arrastra la libertad y la vida. Pero quedarse estancado en una infancia perpetúa, es aún mucho peor que crecer y asumir tus decisiones. FELICIDADES!

8 comentarios:

Vitote dijo...

Pues yo voy a felicitar a esa niña de 5 años que pensaba en la muerte y leía(no era la única), por haber sobrevivido uno más.

Hace poco encontré uno de esos videos caseros( del 91) y uno de los actos principales era mi sexto cumpleaños, y reviví en mis carnes esa sensación que te recorría el cuerpo cuando tu madre te decía "luego ya hablamos tú y yo, ya hablaremos", que te dejaba en tensión y no te dejaba disfrutar, te convertía en el policía de la fiesta más que en el agasajado. Todos los "cumples" tienen algo de traumático, por exceso o por defecto.

A cuidarse

Nebulina dijo...

ja eres de las mías^_^
Muchas felicidades, aunque no te guste cumplir más ;)
Un besazo!!

Lady B dijo...

Como ya ha pasado el día Feliz No-cumpleaños.

Leyendo tu post he recordado un cumpleaños mío cuando era niña en que sí tuve fiesta pero que fue un completo desastre... Con más años que tú, este año sí he celebrado el mío y sólo puedo decir que estuvo genial. A veces cumplir años no está tan mal.

B-esos

Señor Quinquillero dijo...

Felicidades ;)


Oye, el post de hoy tiene un algo pesimista que me gusta, como de humor negro. Me ha encantado esta frase: " abuelo y abuela que si padre y madre son mayores estos dos mejor lo callo, mis primos que me sacan diez años y sus padres que son de quinta de los míos. Eran unos cumpleaños fabulosos. Las pastillas para el reuma y las hormonas para controlar la menopausia corrían a raudales."

Wednesday dijo...

Muchas Gracias a todos!!!!

-Vitote: ya te lo he dicho. Felicidades por lo de neuro!!

-Nebulina: SEPTIEMBRE ES MUY DURO. Pero solo queda un día!!!

-Lady B: Este año que no lo he celebrado, ha sido un cumpleaños estupendo

-Quinqui: Yo es que siempre, siempre, ando ironizando con todo... a veces me trae problemas porque no se sabe si lo estoy diciendo en serio o no... pero que más da!!

Un beso a todos

Viviana dijo...

Muchas felicidades!

Mis cumples eran como los tuyos: con familia sí, no con amigos! Pero molaban!

Jamelgo de luxe dijo...

Felicidades. A mí me joroba muchísimo cumplir años pero tengo la suerte de que suelo estar de vacaciones cuando cae mi cumpleaños y se me hace más llevadero. Besos.

Mireia* dijo...

Me ha encantado tu comentario, se te ve muy puesta! Te has dejado a Geraldine Saglio, ella tb me gusta mucho! En realidad, Emmanuelle es mucha Emmanuelle para mí, en eso no estamos de acuerdo. A mi esa mujer me encanta!
Lo del Vogue USA es otra historia... Me quedo con la edición francesa mil veces y con las que trabajan en él.
Un beso

 

Me leen...