How to Walk in High Heels

Dice Manolo Blahnik que el buen par de tacones te elige. Que a la hora de comprarte un par no se deben seguir las tendencias, sino seguir al instinto, debe ser visceral, lo que el alma diga. Dice también Manolo que sus zapatos no siguen las tendencias, que él diseña según su estado de ánimo. Los zapatos le deben deslumbrar porque si no, no funcionarán. Las tendencias distraen y aportan un estilo esquizofrénico porque no tiene ningún sentido cambiar radicalmente la apariencia del armario cada cuatro meses. Dice Manolo que el buen par de zapatos es alto, porque la trasformación es instantánea porque como dijo aquella, “unos tacones elevan el culo hasta el lugar donde le pertenece”, mínimo nueve centímetros y máximo, lo que la buena postura corporal permita sin necesidad de plataforma. Algo peligroso y provocativo. Cómodos. Que permitan trabajar, bailar, moverse, en definitiva, vivir. Todo esto lo dice Manolo.


Lo dice en el libro de Camilla Morton “How to walk in high heels: The girl´s guide to everything”. Todavía recuerdo la reseña de Vogue que me hizo querer este libro. En 2005. Todo por unas palabras que Gisele Bundchen decía en el libro de cómo posar para una foto. Lo voy a confesar. Si desde 2005 hasta el año pasado he salido bien en las fotos, no fue porque de repente adquiriera una fotogenia por osmosis, es porque seguí estos consejos. Que se me han olvidado porque últimamente salgo de pena. Lo voy a releer. Desde entonces he buscado este libro pero no lo quieren traducir al castellano. Y debieran hacerlo. Los (ego)blogs mejorarían y en muchos casos se haría autoselección natural.

El verano pasado, en Londres, me fui una mañana de postureo a Harvey Nichols a desayunar. Como me temía, aún volviendo con sueldo y siendo rebajas seguía siendo una tienda prohibitiva. La primera vez que fui era yo estudiante sin dinero pero me lo probé todo, total, eso era lo único gratis. De aquellas ni desayunar podía. Aún siendo una tienda prohibitiva, me debatía si comprarme unas bragas de 3.1 Phillip Lim que costaban 25 libras. 25 libras al 70%. Simplemente por comprarme algo en Harvey Nichols y aquello sin duda era lo más barato. A veces soy así de tonta (o más). Pero la luz vino a mí y al fondo de aquel corner había un pequeño libro rosa, que era, el libro de Camilla. Y costaba 8 libras. Y deje las bragas insultantes porque encima eran de algodón. Que ni encaje, ni blonda, ni lacitos que pudieran remotamente justificar que el precio real de unas bragas eran 100 libras (y no hago la conversión que luego me insultan por derrochadora e impresentable y muchas cosas feas más). Agarre el libro, me subí a la azotea y me tome un desayuno francés, en Inglaterra rodeada de Sauditas cuajaditas de bolsas donde asomaban Chaneles, Miumiuses y demás baratijas y golosinas. Postureo puro vamos.


El libro es una joyita, Camilla Morton fue editora de Vogue y en su primer libro colaboran sus amigos, no sólo Manolo y Gisele, también los Dolce, John Galliano, Stephen Jones, Julien McDonald o Stella McCartney que dan al lector consejos varios en materia de moda: desde cómo escoger la ropa interior adecuada a cómo posar en una foto, pasando por la altura de los tacones o los sombreros.

El sábado que viene tengo una boda y yo tengo un vestido reprecioso para ponerme. ATENCIÓN MOMENTO EGOBLOG. Ebay con tara. La tara es que el cristal del centro del cinturón estaba perdido.


Y dos pares de zapatos. A priori unos solo. Negros, altos de hace mil años de Massimo Dutti. El caso es que la que escribe es propietaria de unos Miu Miu negros muy repreciosos también que no eran candidatos por mi mala cabeza. Esa misma cabeza que hizo que hace una semana empezara a usar taconazo a diario para “acostumbrarme” para este sábado ya que llevo todo el verano sin un tacón que llevarme al pie y como mis tacones son de vestir y los que no son botas, me calce unas cuñas de pseudo piel vuelta de Zara que me han convertido obra y gracia de la dureza del material en una rozadura gigante, por lo que, yo pretendía llevar un salón cerrado que me permitiera utilizar un “pinqui” y evitar mayores males. Si, si, lo sé. Los “pinqui” se usan a partir de los 60. Y dicen que también las fajas…

El otro día me probé el modeli completo con los zapatos de Massimo Dutti y va mi madre y me dice: “Hija, que cerrados que son esos, deberías ponerte los otros negros, esos que son un poco abiertos y con el taconcito en dorado”. Yo callada. “Pontelos, póntelos”. Y me los puse. “Hija, mucho mejor, donde va a parar te da otro aire”. Al rato entró mi padre, gran filósofo urbano: “¿A dónde vas tú con esos zapatos? Te vas a partir la crisma, no hay necesidad hija, no hay necesidad…”. Yo pensando en las palabras de Manolo, en el “aire”, en la situación geográfica del culo (de MI culo) y en las piernas de Gisele. Callada. Madre: “Que elija tu padre, póntelos, y que te vea”. Mi padre se sentó y yo hice pos paseíllos a lo Carmen Kass. Padre: “No andes tan fuerte sobre el suelo, que rallas la madera o haces un “bujero” y te caes en el piso de los de abajo que además no están en casa y ¡Vaya susto!”. Fin del pase. “Tiene tu madre razón, los del tacón dorado te quedan mucho mejor, se ven mejores”
Y yo por fin, hable entre molesta y orgullosa: “Vale, me quedo con los segundos, pero que sepáis que unos se llaman Massimo Dutti y otro Miu Miu y la diferencia de precio, es como el “aire”” Y mi padre, con los pies encima de la mesa y mirando la tele fijamente me dijo: “si algo tendrá el agua cuando la bendicen” 
Moraleja: Nadie en mi casa volverá a cuestionar mis compras.

P.D Las fotos son sacadas de "See of Shoes" y "MiuMiu Adicct" y no, no son estos. Pero estos ya son Verano 2011. Toro pasado. Outlets e eBay esperadme que estos son mios. mi Tesoro.
NOTA DE LA AUTORA: Padre, no sabe lo que es Miu Miu ni alrededores. Padre tiene por gusto personal dos pares de zapatos por temporada (cuatro en total), unos Yanko para vestir y unos del Carrefour made in Spain que renueva cuando se le rompen. Mi madre sufre. Él es feliz

15 comentarios:

Leonor de Parma dijo...

Ayyy, Wed, que a gusto me he quedado despues de leerte.
Hoy me he enterado de todo lo has contado, y además estoy completamente de acuerdo.
El Sr Manolo tiene más razón que un santo.Por ello, y pese a mi falta de documentación,es por lo que no me bajo de mis tacones ni de coña.Cuando tenga 10 o 15 años más, si el cuerpo no lo aguanta..., ya veremos.Y tampoco sigo modas.

Lo de la tienda, las bragas y el libro, es de partirse de la risa,vamos que yo también he hecho de esas mil veces.

Como bien dice mi madre, bueno, bonito y barato, todavia no se ha inventado.El que lo haga se forra.
Ella, que no va de tiendas, ni le interesan lo más mínimo, distingue perfectamente las piezas buenasy bonitas, que no baratas.

Mar dijo...

Muy bueno el post! Yo también soy de las que busco cualquiero chorrada que me pueda permitir sólo por decir que es de tal marca o comprada en tal sitio. Voy a buscar el libro en Amazon porque tiene muy buena pinta. Ya te contaré si al final lo leo.

Un beso!

Madi dijo...

Tu padre es genial, no hay más. Tu tesoro son unos miu miu (te odio, jajaja) El mío es un bolso del 40 aniversario de Dior...Bolsos y zapatos nunca hay suficientes, yo iría en vaqueros todo el santo día, pero parezco un travesti, lo juro. La estatura media de España no me permite usar tacones fuera del centro de Madrid...allí las traves de verdad me hacen parecer una enanita, jajaja

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

¿Unos Miu Miu en tu armario y en la boda del fin de semana? ¡Qué envidia sana, si se puede llamar así.

Yo nunca he comprado por la marca, pero ya tengo el defecto de fábrica, que cuando entro en una tienda siempre me gusta lo más caro.

Yo también voy a buscar el libro; tiene que aportar grandes ideas. Seguro que si haces un test la mayoría de los bloggers -ego o no- npo saben inglés.

¡Qué gran artículo, Wed*! Me tienes extasiada con tu prosa y ahora con tu cotidiana historia familiar, que da para un capítulo de tu novela...

Mi familia también quería que estudiara periodismo, pero yo pensé lo mismo que tú: Escribir de verdad lo hacen los filólogos, sociólogos, filósofos... Y me decanté por esta última, que era la que realmente me extasiaba. Así que te comprendo perfectamente.

Gracias a ti por recibir mis comentarios. No estoy de vacaciones sino mejorando el blog, pero vuelvo este mes.

Un abrazo.

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Por cierto, que tanta cosa, se me ha olvidado que comparto absolutamente el pensamiento de Super-Manolo. La moda es una industria con un potente engranaje que se mueve muy rápido. Me parce absurdo llevar puntas esta temporada, plataformas la siguiente y suma y sigue.

Entre las socialities, que hace 5 años adporaban los Manolos, ultra-femeninos,ahora se decantan por los Jimmy Choo o los Loboutin, mucho más agresivos. A<algunos modelos no les haría ascos.

Sílvia dijo...

Totalmente de acuerdo, Wed: desde unos tacones se ve mejor el mundo. Una sugerencia/petición: necesito un post con consejos para salir bien en las fotos¡¡¡ en serio, no me reconoce ni mi madre, soy la persona menos fotogénica que conozco¡¡¡ ayúdameeee

Di dijo...

Yo quiero ese libro!!

Abraham Menéndez dijo...

Descubro por Di este blog y me pregunto ¿Qué cojona he estado haciendo todo este tiempo sin conocerla? .

Y pienso que si, que bueno y bonito no se ha inventado, pero bonito y barato si que existe y si que se forran.

Pd. Ese vestidaco suyo ya le puede faltar el cristalaco, el forro y hasta las costuras que da igual. Es una preciosidad.

Viva Manolo y viva usted!

Le garçon avec les lunettes, dijo...

cute and amazing shoes!!!

Wed* dijo...

Muchas gracias a todos por vueestros comentarios!

Leonor; soy fan tuya por los bolsos y las motos y por ir en tacones, yo no puedor, no puedor. Creo que voy a mandar los "Consejos Manolo" en versión anónima por la red ¿crees que lo pillaran?

Mar y Di, como el libro es de 2005 está por ahi a muy buen precio. merece la pena porque además porque es en un inglés sencillo. Camilla ha sacado otros dos más y está preparando otro cuyas ilustraciones se las está haciendo Christian Lacroix.

Wed* dijo...

¿Aránzazu eres filósofa? En el colegio era mi asignatura favorita, pero porque tenía una profesora buenisima. Además siempre he sido muy curiosa y me encanta saber. Siempre he dicho que cuando me jubile estudio filosofia.
Por cierto somos muchos los periodistas frustrados!

Silvia, yo vuelvo a salir de pena, pero la semana siguiente pongo aqui las palabras de Gisele, por si sirven!

Wed* dijo...

Abraham en mi casa! soy fan de tu blog, creo que nunca te he escrito, pero es una currada las fotos que subes, lo que cuadran entre si y lo inspirador que resultan. Gracias por pasarte.

Le garcon... thanks!

Lali dijo...

me encanta tu blog!! en serio lo descubrí este verano y adoro cada uno de tus post, prometo leerte en la riqueza y en la pobreza (si tengo tiempo) muchos besos

Wed* dijo...

Gracias Lali. Un Saludo

alexurbanpop.com dijo...

Yo buscando una cosa para mi TFM de filosofía de la moda y llego aquí. Cosas del destino supongo.

 

Me leen...