FRANCO MOSCHINO

Franco Moschino nació en Abbiategrasso, un pueblo de Lombardía cercano a Milán, en 1950. Con 17 años ingresó en la Academia de Bellas Artes de Milán porque su sueño era ser ilustrador. Al finalizar sus estudios empezó a trabajar como freelance para firmas como Bluemarine o Versache.
Tras cinco años en Cadette como diseñador, en 1983, Franco funda su propia compañía Moonshadow y lanza su firma Moschino Couture!. Después vendría Chip and Chic, las colecciones para hombre, colonias y tiendas.
Irreverente, el primer “niño terrible”, irónico y sarcástico, su existo fue rotundo. Mientras los aplausos se alzaban a favor de él, Mochino se reía del Mundo de la Moda parodiando marcas y estilos. Prueba de ello fue el video “Los desfiles pueden ser peligrosos para tu salud” o las campaña “Stop The Fashion System”.

Diseñador concienciado con el mundo en el que vivía, murió el 18 de Septiembre de 1994. Murió de SIDA.
Hoy, día 1 de Diciembre, es el día Mundial del SIDA.
No pretendo ser demagógica, ni solidaría, ni pesimista. Hace ya mucho de aquel 18 de Septiembre. La firma Moschino deambula en el limbo de la moda sin ser lo que fue. Fredy Mercury está más que enterrado y "Philadelphia" ya se llevó todos los Oscar posibles. No se ve a George Michael con el lazo rojo, ni campañas radicales ilustran “Colours” de Bennetton. El SIDA es una enfermedad crónica. Nos hemos quedado en eso.

Cuando apareció parecía que iba a ser una epidemia solamente comparable a las grande pestes que asolaban Europa en la Edad Media cada cuarto y mitad de siglo, oscurantismo, pesimismo, rechazo y miedo. Mucho prejuicio suelto. Mucha precaución. Mucho recordatorio made in MTV. Ahora, gracias a los antiretrovirales de última generación que sostienen a estos enfermos y a sus portadores durante años con una calidad de vida más que aceptable tan sólo tomando una pastilla, parece que ya todo, ha pasado.
Pero no, porque aunque en el glorioso primer mundo de Moschino, los enfermos de SIDA no parezcan, en África, la realidad es otra. En países como Mozambique el 35% de la población padece la enfermedad. El 35% declarado por las autoridades, lo que me hace pensar, que la realidad, es bien distinta. A todos ellos, las medicinas de última generación no llegan. A todos ellos, las barreras no llegan. A todos ellos, la cultura, que es una de las vacunas más importantes no llega. Y no llega o no quiere llegar.
Es una epidemia comparable a las grande pestes que asolaban Europa en la Edad Media cada cuarto y mitad de siglo.


Vivo en mi mundo de baldosas amarillas. Quien me rodea, incluso cibernéticamente, es gente releida y sabida. Y yo me creo que todo es así. Si un día cogiera una aguja y pinchara mi burbuja, vería que la realidad es bien distinta.
Aquí también faltan vacunas de cultura. Falta de ella por elección, por borreguismo “Gran Hermano”, porque vivir alineado es más sencillo o porque “el hombre es un lobo para el hombre”, lo cierto, es que en España, los nuevos casos de SIDA son por la práctica de conductas de riesgo sin protección (eufemismo de telediario).
Cuando una señorita y un caballero mantienen relaciones sin nada más de por medio, más aún siendo conocidos de bar, el mal menor es el posible embarazo de la señorita en cuestión.
Y esto es algo que se desconoce o que se quiere pasar por alto, porque parece que hay cosas que “sobran”. No en vano, “el SIDA es una enfermedad crónica”.



* La canción "Together Again" está dedicada por Janet Jackson a los enfermos de SIDA sobre la historía de un amigo suyo que murió a causa de le enfermedad. Por eso esl video de desarrolla en África.

8 comentarios:

Cohen dijo...

ai, creo que si nos fijasemos en lo que pasa, y nos concienciasemos, y pensasemos y saliesemos de nuestro mundo ocurririan varian cosas el sentido de la culpabilidad y la responsabilidad nos desbordaria, no podríamos hacer nada por lo que nos sentiriamos frustrados, hiciesemos lo que hiciesemos no sería suficiente y nosotros mismos nos pediriamos mas, pediriamos mas a los mas fuertes que, posiblemente, no supiese tampoco que hacer y empezariamos a discutir a gritos y con palos de por medio el por que no ayudamos a paises tercermundistas,
si, el ser humano es asi de gilipoyas!

Holly Golightly dijo...

Yo es que nunca sé qué decir de ésas cosas.

Franco Moschino era enorme. Un verdadero genio.

Doublecloth dijo...

La verdad es que es cierto que a veces hacemos oidos sordos un poco y que la gente no acaba de concienciarse.

Un beso (me alegro de haber encontrado tu blog ;))

Lila dijo...

Ni demagogia ni nada... tienes razón y hace mucha falta que todos tomemos posiciones y aportemos nuestro granito de arena y hablemos donde se nos escucha... sobre todo porque te haces escuchar muy bien con la calidad de la propuesta, por lo inteligente de tu mirada y la belleza de fotos que nos regalas! en fin, que me gusta tu blog! y querría hacerte una propuesta IN-teresante de la que posiblemente has oído hablar... puedes ecribirme para hablarlo en privado?
puedes escribirme al mail de comerconlila.com así ya tendré tus datos para buscarte... di que si!

Wednesday dijo...

- Cohen, yo ya no me refiero a "el mundo en general" sino a gente que no conoce pero que existe, chicas y chicos que no conocen realmente para que sirve un preservativo en amplia palabra y que el SIDA les suena lejano.
Efectivamente, somos gilipoyas. Un beso.

- Holly, no hace falta que digas nada... je. Si, un genio que se fue. Un beso.

-Doublecloth, me paso por tu blog, que no te conozco. Gracias por escrir.

- Lila. Te he escrito un mail, no se si te habrá llegado. Muchas Gracias

Shopaholic dijo...

Yo como Holly, tampoco se que decir...
Pero muy buen post por recordarnos esto, que parece que a veces se olvida...

Un beso!

Will dijo...

Es que si se folla, (se puede decir follar en este blog) se folla con condon...

A mi Moschino, no os enfadeis, no me gusta especialmente, creo que fue más su fama que su talento, pero OJO, que es una opinión...

Lo mismo me pasa con donatella... todo y que lo último no me acaba de disgustar...

Wednesday dijo...

- Shopaholic, si es lo que le he dicho a Holly, no hace falta decir nada. Un beso.

- Will. Puedes decir follar, claro que puedes, faltaria más! Efectivi, Moschino era fama y se rió de todos y Donatella... mira, me lo reservo, que follar, en comparación con los adjetivos que se me ocurre, queda hasta fino! Un beso

 

Me leen...