Jackie de España

Me ha pedido Raquel que escriba una entrada sobre la escena de costumbrismo decimonónico que ha debido ser el funeral de Boyer. Con sus plañideras y sus gafas oscuras.

A mí esto me ha pillado a contrapelo porque llevo desenganchada de la actualidad toda la semana, tanto que desconozco si Chabeli ha viajado desde Miami o Julio o el Marqués de Griñón han estado apoyando la nueva viuda de España. Pobre Pantoja hasta de ese título la despojan. Voy a tener que enterarme de todo por el “Hola” que viene y ya llevo dos número atrasados que del actual sólo he visto la portada donde sale Clooney con un señor vestido de novia. Un señor muy guapo. Él directamente sufre el “síndrome señora”. Como Brad Pitt. Qué necesidad tendrán. La cirugía estética made in Hollywood  lleva en camino incierto, ellas cada vez más andróginas y ellos hinchados como chochonas. Podríamos decir que no es bonito.

No sé qué me pasa para estar tan desligada a la actualidad quizás algo este cambiando en mi como algo parece que está cambiando en el novio. Aquella pizza del viernes antes de mi cumpleaños a parte de salada llevaba el chip del cambio: yo estoy poco cotilla y el de repente come queso.

Como lo leen, el novio come queso. Y no solo queso, también brócoli y salmón. Estoy empezando a creer que en vez de a USA se ha ido al hogar Tigre a aprender hábitos. Porque además bebe agua. El novio que sólo bebe Coca Cola, esta bebiendo agua en USA el país de la Coca Cola. Resulta que la bebida carbonatada de denominación de origen Atlanta en USA tiene más gas y más azúcar. La Coca Cola yankie no sabe como la ibérica. También porque está viviendo con una familia que no quiere que su hijo se haga adicto a las bebidas gaseosas azucaradas. El novio dice que las Américas me gustarían. También yo creo que las Américas me gustarían. La cultura americana es algo que me fascina porque en Europa no hacemos más que criticarla pero también de adoptarla mientras nos sentimos fascinados por las culturas del lejano oriente en un alarde de esnobismo. Que te guste Asia mola. Criticar a USA mola. Que te guste USA te convierte en un superficial, cuando al fin y al cabo nos quedamos en tópicos ya que el país es todo un continente en sí mismo siendo tanto más poliédrico que la propia Europa.

Volviendo al entierro de Boyer, si no supiera que es de Boyer diría a juzgar por la foto que se trata del funeral de un Rockefeller o un Kennedy. Una vez más simbología americana. En España ya tenemos a nuestra propia Jackie.






3 comentarios:

Raquel P. Le dijo...

Menudo lío te has marcao! Preysler ha cometido un error gravísimo, de principiante: gafas de sol oscuras en un entierro. Eso la pantojiza, con lo cual le resta caché. Me quedo con el entierro de la Devonshire: tener a Charles sacudiéndose los mocos con un pañuelo es el summum

Wed* dijo...

Si lo que te digo. Fuera de onda. No era el de Boyer el de los 50 criados llorando???

Raquel P. Le dijo...

no, los devonshire enterraron a su madre entre un mar de plañideras uniformadas

 

Me leen...