LA LINEA DE PUNTOS


-->
En el Universo de las relaciones, las fuerzas nunca están en equilibrio. Siempre una es más fuerte que otra y siempre una aporta más porcentaje de energía que la otra.
Curiosamente la más fuerte es la que menos energía gasta en que el sistema tenga carga neutra. Por el contrario la débil lucha por mantenerse en un frente del que es muy probable le hieran.
El amor, mejor dicho, el enamoramiento no es más que un proceso de reacciones químicas encadenadas. El enamoramiento es química y es física y las leyes que se formulan bajo su amparo, gobiernan toda la materia.
Materia somos. Protones, neutrones y electrones que se unen formando elementos que mediante enlaces iónicos y covalentes forman millones de moléculas diferentes. En esencia, poco o nada nos separa de una simple mesa. No es por tanto descabellado pensar que los teoremas que ordenan la materia rijan el comportamiento humano
Los que se pelean se desean, es una ley física aplicada desde antiguo al universo de las relaciones: las cargas de diferente signo se atraen, las de mismo signo, se repelen. Y una carga positiva siempre, en cualquier sistema será positiva y es por eso que siempre son los mismos los que luchan, los que se esfuerzan, los que plantan, los que son perseguidos o los que persiguen. Mismo guión diferentes personajes.
La naturaleza de un ser humano siempre es la misma en cualquier sistema, en cualquier relación. Es por eso que quien da, da siempre, quien se esfuerza, se esfuerza siempre. Y no es cuestión solamente de la naturaleza de tu signo. Por eso, no somos mesas, sólo materia, sólo cuerpo, por eso tenemos que ser obligatoriamente seres duales, para diferenciarnos de las mesas en algo más que en el número de protones.
Solía pensar que quien se esforzaba en cualquier sistema era el perdedor, pero me he dado cuenta que por la razón dualista, el que se esfuerza, el que tira del carro es el ganador, porque eso le llena, luchar para conseguir, porque su premio le merece la pena por la razón que sea. Su conciencia, parte inmaterial, parte no regida por las leyes del universo, estará tranquila, sin reproches propios y mucho menos ajenos. Existe una oportunidad hasta que deja de existir, hasta que en un contrato la línea de puntos no está firmada, siempre la puedes firmar tú.
Sólo nos gustan las personas que no deben, el signo contrario, es pura física.

1 comentarios:

preppy.dude dijo...

Que bello post!
Siempre y cuando nos esforzemos y demos pelea con dignidad =)

Besos Guapa!

 

Me leen...