HOT AND COLD


“… yo, yo es que ya no entiendo a los hombres, pues con lo sencillísima que soy yo: “Si tiene barba San Antón; sino, la Purísima Concepción” Zara

Ya lo dije en el post de ayer, esa frase ilustra a la perfección la realidad socio cultural que a mí y a mis amigas nos está tocando vivir. El resumen de una serie de catastróficas desdichas acontecidas desde principios de año. Aun que, sinceramente creo que es extrapolable a toda la población femenina.
La liberación de la mujer ha hecho mucho daño al género femenino. Y ahora, que todas las feministas lectoras acérrimas de Simone de Bouboir se me echen encima, pero es verdad y tengo más razón que un Santo. Y si, estoy hablando del amor, no de fines sociales, que en eso, oyé, chapeau a todas las que quemaron sus sujetadores y terminaron con las tetas por las rodillas, HERMANAS GRACIAS.
Que las mujeres somos superiores intelectualmente hablando, ya lo ha demostrado la ciencia y es irrebatible. El problema es que nuestra superioridad neuronal se ve sometida a las cuerdas hormonales que nos manejan a su antojo y claro, acabamos, en muchas ocasiones, tontas pérdidas. Si a el juego hormonal y a que en el terreno amorosos, la liberación de la mujer no nos ha traído más que disgustos, le sumamos que en los últimos tiempos los hombres han debido de contraer una gripe peor que la Influencia A, que los da dejado inútiles de por vida, tenemos el lío armaó.
Lío que me lleva a explicar la actual situación socio cultural en la que no sólo yo me encuentro, sino también mis hermanas. Porque, y lanzo un grito a la blogosfera, “…necesito una ayudita, una palabra que pueda comprender”. Que como me guarde esto más tiempo me sale una úlcera, una hernia o peor, una arruga. Y no tengo edad, ni dinero (estoy en crisis) para tratármelas precozmente. Que además hoy estoy disgustadísima porque llevaba doce horas sin meterme en Yoox y no sólo habían puesto a la venta por 59 euros los leggings de seda de Chloé por los que llevo suspirando hace una año, sino que los han vendido, y esto es ya la gota que colma el vaso (hombre-venga-ya).
A pesar de las historias de la Súper Pop (escritas todas por un tío como Santiago Segura), nosotras (porque esta es una historia escrita en plural) nunca nos hemos creído el rollo del Príncipe Azul. Y mira que yo, antes de ser víctima de Carine, lo fui de Disney, y en mi época, Bella, aún vestía de encaje y no enseñaba las piernas. El último príncipe se lo llevo Letizia, demostrando que las presentadoras de Telediario tienen piernas, saliendo a correr tras él. Si algo he aprendido en mis años de adolescencia es que la que no llora no mama y eso ni me lo ha enseñado el feminismo de Simone ni el de Lucia Etxebarria; eso me lo ha enseñado “Sexo en Nueva York”, porque cuando Trey tuvo “problemas”, Charlotte le ayudó hasta cierto punto, luego se fue con sus amigas a bailar, que aún casada, ella tenía una vida y tendría que divertirse fuera si no lo hacía en casa (y hablo de baile, no de infidelidad, que nadie me malinterprete)
Los “problemas” de Trey me enlazan irremediablemente con Pepito Grillo. Puede que Pepito Grillo, este (que se me perdone la expresión) acojonaó por tener “problemas”. Pero su problema no es el “problema” que él se piensa. Su problema es que es un cobarde. Porque esta muy bien que te hables con mi amiga a distancia , pero chico, que un saludito si la tienes cara a cara, es lo normal y es lo que mejor está. Por escrito querido, es muy fácil hablar, el problema es hablar con los ojos porque la mirada no miente. Y yo se que ella es muy hembra y muy bruta, no en vano es mi morne de ojos verdes, pero es todo fachada, todo disfraz que en el fondo ella sólo quiere “Soñar Contigo”, y puede que tras guardar luto, esta noche sueñe con otro. Y si no le hablas a la cara, ni te despides de ella tras haber compartidos momentos íntimos, y no, no estoy hablando de sexo, que a veces eso es lo más superficial, sino sentimientos, no está bien que comiences, si te he visto no me acuerdo, de nuevo un juego cibernético. Es más ¿a qué viene hablarle ahora? Es más ¿a que viene hablarle sin una explicación del silencio a pie de cara? Sin una explicación no va a ver palabra que valga.
¿Y por qué se piensan que es amor cuando sólo es sexo? Mi jipi se gustaba de un chico. Se gustaba pero no quería matrimonio, ni hijos, ni peluches y gatitos. Quería (y atención caballeros que voy a desvelar el Santo Grial del siglo XXI) pasárselo bien. Resulto que al parecer, el chico “no estaba preparado para ir de acampada con nadie… todavía” (Nota de la autora: Mi jipy y su amado estuvieron programando una escapada al monte, pero en el último minuto él se rajó porque tenía que poner altillos ¿?). Y yo me pregunto, el pájaro este, ¿qué se creería? ¿Qué mi amiga le declararía amor eterno a la luz de la fogata? ¡Qué no pardillo, que no! Que mi jipi es de hombres del sector primario que trabajen con las manos, y quería lo que el resto de las chicas que tienes en cada puerto, y hasta que durará, que para hijos no hace falta amor, sólo un botecito.
Los hay muy valientes que parecen tener las cosas claras, que aun teniendo novia la dejan en pos de otra, las dejan incluso antes de ser infieles porque parecen caballeros. Pero mejor es alejarse de caballeros sin caballo, que en el último minuto deciden guardar silencio. Quizás su ego se vea alimentado lo suficiente en el momento en el que la dama decide dar ella el paso porque no tiene nada que perder, y no necesiten nada más.
Que son las palabras que se lleva el viento las que unen estas tres historias y las enlazan con mi libro. Que no es difícil entender que no quiera “ni una cosa, ni la otra” sino la del medio. Los caminos del Señor son inescrutables y a veces te gustan las personas sin conocerlas. Ni busco amor, ni busco sexo, sólo algo “interesante” y lo soy, no sabes cuanto. Que no estoy loca, que si son dos situaciones parecidas envueltas en casualidades y letras de canciones se puede dejar actuar el destino… pero a veces no se da ni esa oportunidad.
Pues eso hombres del mundo, que estamos cansadas, cansadas de hablar, de tomar la iniciativa porque estéis inmóviles, que valemos la pena, que valemos la pena demasiado. Es por eso que la liberación femenina es un atraso. Antes con mover el abanico teníamos suficiente, ahora ni aún a gritos os enteráis. Quizás sea como dice mi amigo Jose: “Somos unas joyas, el mundo lo sabe, y no está preparado”

12 comentarios:

mario dijo...

Estoy seguro de que algún día encontrarás a la persona que siempre has deseado tener a tu lado,porque esa persona aparecerá sin que te des cuenta,sin haberla buscado ni encontrado,porque lo bueno surge siempre sin tener un plan previo.bS!!

Wednesday dijo...

No, mario, no si yo ya paso de buscar... jajaja. un beso

Nebulina dijo...

Cuantas cosas nos ha enseñado Sexo en Nueva York...especialmente Samantha y Charlotte, me atrevería a decir
Un beso1

Vitote dijo...

¡Paren las rotativas! ¡Katy Perry le ha robado la letra a Gustavo! ¿Por qué le haces ésto? Es sólo una rana, no puede iniciar acciones jurídicas...

Trastornos a parte, la culpa es de los 90 y solo de los 90, que nos cambiaron los patrones varoniles.Dejaron de pedirnos que fuesemos Rambo, Rocky, Jack Burton, Serpiente Plitskin...para decirnos que teníamos que ser como Hugh Grant, pura basura sentimentaloide.

Analizando ambos casos:

Caso A:No es algo que le pase a los hombres, ese tipo es un cateto, hablar por internet y no a la cara es de ser un looser de cuidado y un cobardica.

Caso B: Me abstengo de opinar pero...¿Poner unos altillos? es la peor excusa de la historia...ya sé para qué quería ponerlos, para esconder allí la poca creatividad que le quedaba, no se puede mentir peor.

Desde mi punto de vista existen como mucho dos o tres motivos reales para no lanzarse a por una chica que te atrae aunque sea un poquico, y uno casi no lo consideraría motivo:

1.Amistad.

2.La típica táctica del "no me voy a enrollar contigo hoy y voy a soltar un poco de carrete para que termines de morder bien el anzuelo".

3.Miedo patológico o fobia social.

Ninguno de los tres me encaja con los expuestos en el post así que o bien no querían nada o son unos lelos, aunque la "lelez", como bien dices se está cebando con nuestro sexo.

A cuidarse

PD:Pedazo de comentario eterno...

Sílvia dijo...

Totalmente de acuerdo contigo: los hombres están perdidos y nosotras agotando la paciencia de tanta pedagogía. Por qué no entienden que en el fondo todos queremos lo mismo? pasarlo bien en todas sus acepciones, que no estamos buscando un donante de esperma ni quien nos pague los caprichos. Tan dificil es establecer relaciones de igualdad? idignada estoy, oyes.

Un beso desde Barcelona. Me encanta tu post: reconforta no sentirse sola

preppy.dude dijo...

Sinceramente que entrada, de verdad !que entrada!
Me encanto todo, tu opinion, las concluciones, las fotografias .. que por cierto me debes decir quien las llevo acabo porque son espectaculares; Tal vez es un honor o sea algo pasajero para ti pero .. cuando me impresiona algo de tal manera como tu entrada, recomiendo el blog a capa y espada.
Estas en mis recomendaciones ;)
Beso wapa

Sr Q dijo...

Señorita, actualice, digo yo, joder ;)

JsN dijo...

Hola, hace mucho leia tu blog, pero por alguna extraña razon le deje de seguir el rastro; pero bueno te he buelto a encontrar y te felicito por tu blog me gusta mucho, por cierto como dice el Sr. Q ya actualizalo.

Ald0rad0 dijo...

Extráñote!!! Vuelve pronto!!! :(

Di dijo...

Eooooooooooooooo

-JS- dijo...

Hola, es la primera vez que entro en tu blog, y la verdad es que me ha gustado mucho, ya te he puesto entre mis lecturas diarias .El ultimo post es muy intenso, y en mi opinión creo que no hay que hacerles el mínimo caso(a los hombres), aprender a ser indiferentes, y si quieren algo que vengan ellos….Hay que besar a mucho sapo para encontrar a tu principe,pero todo llega…,un fuerte beso!

Julia dijo...

mimimimimimimimimi.....
Cierto es que es el virus de la gripe A...que ni aún con vacuna nos salva nadie de q susodichos la contraigan...o debe ser el agua mi querida miscelanea....
Ya sabes mi opinión sobre Pepito Grillo, además de otras tantas teorías...pero la más fácil: ellos se complican demasiado buscando la sencillez y nosotras deseamos que lleguen sin complicaciones de ningún tipo.
;)
Me ENCANTAS!! jijiji

 

Me leen...