SUMMERCAT IS MAKING OUT

W*: “… a buscar a su señora”
Jipi*: “… con menudo tono de normalidad lo dices”
W*: “Todo es normal, de manera natural… ya sabes (risas)
Jipi*: “Si hija, si, todo normal menos lo nuestro que no me digas, no es normal (más risas)”
W* - con tono sarcástico - : “Ya pero somos unas joyas…”
Jipi* - más sarcástica aún, si eso es posible -: “… y me pilas con la autoestima baja…”
W* y Jipi* – a coro -: “… ¡De resaca de domingo!”
Mi jipi es una creadora de tendencias nata. Lo dejó patente el día que se compró unos pantalones punk y empezó a adquirir una estética más cercana a los últimos SexPistols y a unos tempranos Depeched Mode, que a la Mari de Chambao. Mi jipi, ella muy visionaria, ya venía diciendo que el futuro estaba no el metrosexual, sino en el sector primario, en un regreso a los orígenes. En todos los sentidos. Ya decía ella hace tiempo, que quería un hombre que trabajase con las manos, un hombre de naturaleza, un hombre de pelo en pecho… bueno, esto último metafórico, añado yo; porque, aunque “donde hay pelo hay alegría” siempre existe un limite que está justo por debajo de la raya que marca la depilación femenina: un chico nunca podrá tener menos pelo que servidora.Los chicos y el pelo marcan irremediablemente el grado de madurez de las chicas. Me explico, cuando era adolescente yo quería chicos sin pelos indeseables, con el paso del tiempo me ha dado cuenta que no, que un hombre de verdad (como el de la canción de Alaska) tiene que tener pelo en las piernas. Es decir más cercano al mencionado sector primario que a Carlos Baute. Y un punto chulo. El tema de los chulitos y las chicas, daría para una tesis doctoral que dejo para otro capitulo. Ese es otro tema.

La vuelta a los orígenes que pregona mi jipi, como todas las tendencias, no sólo irrumpen en un campo, sino que sobrepasan fronteras y lo abarcan todo, es por eso este verano ha sido rural y adolescente. Vuelta al inicio. A una edad a la que ya podríamos irnos de postureo a Ibiza, hemos regresado a las fiestas de los pueblos y a los paseos por la diagonal. Y tan felices.

Y no sólo ha sido un verano de pasodoble, ha sido un verano callejero-viajero y de café, de piscina y helado. Del Castillo arreglaó, que vamos teniendo una edad y las canas pintan glamour y todo se adecua. De chupifrustis y de colegones. De “Ese hombre” que canta la gran Rocio. De echarle morro y de meterlo. Yo no, que yo fui a un colegio de monjas, pero ya dice mi morena de ojos verdes que “mucho colegio de monjas y…”. De la naturalidad y la normalidad. De making out y de Summercat.


Porque sin duda, Summercat es la canción del verano, que no vaya por ahí el pesado peliteñido de Carlos Baute pensando que su edulcorada canción es la canción del 09. ¡Como Quinqui con Lady Gaga mandaba yo al señor Baute a vendimiar a Francia!. No en serio, ¿a alguien le gusta esa canción? porque a mi me entran ardores y sudores de vomito cada vez que la escucho y si va acompañada de imagen me sale sarpullido. En Carlos Baute es en lo que se nota la crisis. Antes las rebajas de los almacenes Corty tenían por imagen a Nicole Kidman, George Clooney, Erin Wasson o Karolina Kurkova… ahora a Carlos Baute, ¿Qué será lo próximo? ¿Carla Goyanes? ¿Falete? ¿Belén Esteban?

Bien pensado Belén Esteban sería una imagen ideal de almacenes Corty, porque aunque ella es más de los Chinos seguro seguro, que cuando tiene que regalar para una boda o elegir un modeli para una entrevista se me va al Corty a la zona de fiesta de Formula Joven. ¡Que grande es la Esteban! Es en realidad un icono cultural patrio junto la flamenca, el toro, la Preysler o Pitita Ridruejo (de la que yo soy muy fans porque se le aparece la virgen). El tema Esteban lo dejo también para otro día, como el de los chulos y las chicas, porque yo me pongo a hablar de la Esteban y no paro, que a mi me encantaría tomarme un agua con Carine Rotfield (las voguettes no comen) pero también me encantaría tomarme un café con porras con la Esteban y hablar de Andreita y del precio del pollo.
Pero bueno, que estaba yo con Summercat con que era la filosofía de vida del verano más que una canción. Y la filosofía como la canción desaparecen con el calor, como mi morena de ojos verdes, que vuelve a África a mandarme canciones diarias que hablan de nuestras vidas. Tu la música y yo la letra y ya es fin de verano, que a sido tu verano y quedará Arcenillas city pero eso es piel de otoño.
Otra música y otra letra que enlaza con la teoría de la resca del domingo.

P.D Acabo de hablar con mi morena de ojos verdes que ya está con un 80% de humedad y que esta buscando en Internet como cargar la batería del coche, que uno de sus colegas le va a llevar las pinzas… lo que decía mi jipi del sector primario y los hombres que trabajan con las manos.

4 comentarios:

Shopaholic dijo...

Jajaja que buen post, y que nostalgia de veranos de fiesta en fiesta de pueblo en pueblo pelando la pava.
Totalmente de acuerdo contigo en eso de la correlacion entre la madurez y los pelos. A mi me paso lo mimo.

Un beso!

Vitote dijo...

Esta semana es San Ceferino( qué gran nombre para un santo), la última de las fiestas veraniegas a las que iba, y quizás por ser la última siempre era en la que mejor nos lo pasábamos y más desfasábamos, en fin...ahora unos currando y otros estudiando, qué miseria.

A Carlos Baute le deberían de atizar bien con la cachiporra de la anestesia...

A cuidarse

Lady B dijo...

Cuanta razón darling!!! Como tú, pienso que Summercat ES la canción del verano, quien se lo iba a decir a los suecos esos... y el Baute me da grima (has visto con detenimiento las fotos del Corty???). Plis, un post sobre la Ridruejo!!!

Yo también he vuelto a mi etapa fiestera y estoy disfrutando como cuando era más joven (o más)

B-esos

Wednesday dijo...

- Shoap. El tema de los chicos y los pelos da para otro tratado...jajja. Oye no me digas que prefieres el pueblo a Milan que no me lo creo... mmm. Un beso

- Vitote. A baute hay que enterralo vivo. Y punto. Un beso

- B*. Me alegro que estes disfrutando, te lo mereces!!!! Un beso

 

Me leen...