Mi primer Zara


El otro día leía en Trendencias que preguntaban si recordábamos cual había sido nuestra primera compra en Zara. Para todos aquellos que tengan menos de 18, esta pregunta es como si a mí me hacen retrotraerme a la primera vez que pisé un supermercado: cuando yo nací, eso ya estaba ahí; pero para los hijos de finales de los 80 y de provincias como yo, Zara llego a nuestras vidas con los granos, es decir, en la pubertad.



Mi primer contacto con el grupo Inditex, llegó cuando tenía 9 años (año 1994) y abrieron un Kiddy’s Class en mi ciudad. Me compraron probablemente un vestido de cuadros, pero eso es mucho querer recordar. Ese mismo año, abrieron un germen de Zara. Digo un germen porque el año pasado leyendo el libro “Zara y sus hermanas” me entere que aquella tienda que no era Zara pero se le parecía, fue un experimento que no llegó a cuajar del grupo Inditex. Resulta que a veces hacen estas cosas para estudiar el mercado, o lo hacían porque en 1994 el Internete no existía, Inditex, no era famosa y estas cosas quedaban en petit comité. Ahora lanzar una franquicia piloto es muy difícil porque de todo nos enteramos y tener que cerrar, algo que el público no demande, para los inversores en bolsa de Inditex sería un “fracaso”. Aquel germen se llamaba Brettos.

Lo que recuerdo de Brettos era una tienda en madera, como las antiguas tiendas de Zara y con muchos básicos: faldas, blusas, pantalones. Mismo patrón, diferentes colores. Mi madre guarda alguna americana y alguna falda de aquellas, y ella también lo recuerda así: faldas, pantalones, punto… todo básico, menos arraigado a las tendencia que ahora. Aunque claro, estoy hablando del periodo comprendido entre 1995 y 1999 donde Calvin Klein era el rey y mi madre guarda una blusa de aquel Brettos en satén, que bien puede ser un clon de aquella tan famosa de Amber Valetta en el primer desfile de Tom Ford en Gucci.


A Brettos llegué muy tarde justo casi cuando lo cerraron, abrieron un Bershka en su lugar y un Zara en el mejor local de la ciudad y el Kiddy’s Class cerró y se transformó en un Massimo Dutti donde yo me compre un jersey que, mirando el otro día un Vanity Fair, resulta que es una copia de un jersey de la primera colección de Jacobs para LV (Vanity de este mes, el jersey rojo que lleva Karen Elson) pero de Brettos recuerdo un jersey de punto blanco, muy Isabel Marant ahora y unos pantalones estilo panadero que gastaba yo con 14 años y que es lo menos favorecedor que he vestido en mis 26 años de vida.

Y a la pregunta de Trendencias, si recuerdo mi primera compra en Zara, diré que sí que fue una camiseta blanca de algodón que aun me pongo para dormir y que eso fue, tirando de hemeroteca (ósea de San Google) casi, casi tal día como hoy hace trece años.
Es increíble como en España, Amancio Ortega ha cambiado los nuestros hábitos de consumo. Cuando era niña, mi madre planificaba las compras: tal día, (normalmente sábado) iremos a tal tienda a mirarte un vestido/comprarme un traje, ahora salimos a dar una vuelta y entramos en Zara solo a ver que hay o simplemente porque hace frío.

Hoy en día Zara está democratizada hasta en su situación pero en los noventa, una apertura de Zara, era una portada en un periódico loca





19 comentarios:

My mental closet dijo...

Pues yo no tengo menos de 18 años, pero la verdad que no recuerdo cual fue, ya no mi primera compra, sino el día que vi un Zara por primera vez. Supongo que sería cuando toda aventurera con 14-15 años me dejaban coger el bus con las amigas para ir a un centro comercial,que era lo más de lo más. Y si te comías una hamburguesa de McDonald, ya ni te cuento.

besitos

Di dijo...

Será que en Galicia Zara siempre ha estado ahí pero si me das un millón de euros sería incapaz de recordar mi primera vez en Zara.

De Brettos no tenía ni idea. Tengo que leerme ese libro ya.

Ana dijo...

Aquí el primer Zara lo abrieron sobre el año 92-93, me acuerdo porque en el año 93 se casó un primo mío y me compraron mi primera prenda de Zara, una camisa blanca. Yo tenía unos doce años o por ahí y sinceramente, me dio bastante igual porque no sabía ni lo que era la tienda esa.

Por entonces y desde hacía ya unos cuantos años, en Albacete ya había un Pull&Bear y un Massimo Dutti, pero claro, yo era demasiado niña para enterarme de qué iba el rollo.

Lo que ya recuerdo con más "emoción" fue la apertura del primer Stradivarius, porque para chicas de entre 14 a 17 años la oferta sólo se limitaba a Zara (en la época sosa), Pimkie y Mango (muy caro). Todas las chicas llevábamos la misma camiseta de "Estrafalarius" jajaja!!

Después llegó Bershka, Oysho, Blanco... y la que recibí con los brazos más abiertos: Lefties (por barata jaja)

La última supertienda en poner en Albacete y si no me equivoco, ha sido H&M y ahora ansiamos locamente que nos pongan un Primark jaja!!

(Menuda chapa te he soltado así en un momento jaja)

Un besete reina.

B.B. dijo...

Que joven eres.....yo en los 80, en la unica tienda que habia en Madrid, en la Calle Carretas....

Wed* dijo...

My mental, yo a mis 15 también tuve aventuras de esas, de ir a otra ciudad mas grande en bus a comprar... jajaja, que recuerdos.
Mi primer McDonals fue también con 9 años, el año de mi revolución a a partir de ahora. La verdad, es que Zara falta aún en sitios insospechados como Soria, Avila o Plasencia.

Di, en Galicia always, no cuentas. El libre está bastante pasable es de un año antes de que se lanzará Uterque y ya hablaba de ella y también de una cadena de accesorios.

Ana, de rollo, nada a mi me encantan esos comentarios. Aqui, Mango ha habido siempre, pero Blanco no hay ni muchisimas franquicias pero hay multicarcas muy, muy pasables.

Wed* dijo...

B.B. joven?? si, la verdad es que si, pero ahora los 90 son vintage... (la menda del 85 como la Tachen y la Guerra fria)

Lucía Be dijo...

Tenía trece años y me compré un pichi azul turquesa de cuadros que usé hasta que tenía dieciséis y aún conservo. Me da pena tirarlo, porque es mi pequeño tesoro. Y aún recuerdo ir al Corte Inglés a buscar ropa y volver a casa con mi madre tirándonos de los pelos. Los jóvenes de hoy en día no saben lo que es eso...

Maika Perez dijo...

Soy incapaz de acordarme pero, dado mi sindrome de diógenes "modil", seguro que lo tengo todavía.

Wed* dijo...

Ay Lucia! Los almacenes Corty con sus escaleras mecánicas y su cafetería y esa gran planta de juguetes. No, la juventud de ahora no sabe lo que es eso.

Maika, da gusto no ser la única

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Lo recuerdo perfectamente. era una tienda que no me gustaba nada por su monumental desorden: Todo el mundo podía remover. Y eso me superaba entonces que iba y ahora que no voy.

Me compré un vestido de algodón y lycra azul marino para ir a la playa. ¡Hasta tengo una foto conn él!

Un abrazo

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Por ciertpo nunca he oído hablar de Brettos hasta hoy.

Wed* dijo...

Es que Brettos se implantó apenas en tres ciudades!

marta dijo...

Pues yo si que me acuerdo de mi primer zara. Tendría unos díez años y fue una falda de pana con un vivo de flores y un poco mostaza. Me encantaba como antes se compraba el conjunto completo: esta falda con esta camiseta, este pantalón con esta camisa..

marta dijo...

un poco mosraza no, un polo mostaza a juego con la falda. Mi madre era muy práctica y te compraba el pack completo (eso si, te lo ponías hasta que se rompiera)

Wed* dijo...

Marta la mía igual. Por cierto el mostaza se llevó muchísimo entre el 94 y el 96. Eso y las mallas de animalitos con sudadera a juego.

marta dijo...

¡Yo también tenía ese modelito!!, unas mallas con osos naranjas y el jersey beige a juego,...¡un horror!

Wed* dijo...

#hijastrospidas jajajajajajaj

Yita dijo...

Yo el primer recuerdo que tengo de Zara no es de la tienda, es de como familiares de mis amigas/conocidas, cosían para la marca. Como dice Di en Galicia la cosa debió de empezar antes... porque yo soy de mediados de los 80 y para mi el Zara de Santiago y el de Coruña siempre estuvieron ahí, aunque he de reconocer que mis recuerdos de la infancia son de Pili Carrera.

La Biperina Folclórica dijo...

A ver, yo que soy de Toledo recuerdo Zara como si mi madre fuera una moderna de la vida. No había ni por asomo uno en Toledo (yo era de un pueblo) pero mi madre, que conducía, tenía coche propio y en aquel entonces dinero para gastar en mi que era pequeña... ahora, como casi nadie, ya no tanto... Nos veníamos a Madrid a comprar a Zara, tanto veníamos que la encargada de la tienda se hizo amiga suya y mi madre le reservaba ropa por teléfono. Una tía espabilá mi madre.

Claro, llegaba yo al pueblo... como una moderna total y nadie tenía mi ropa. ¡Qué tiempos! Ella aun tiene cosas de allí.

 

Me leen...