SUEÑOS DE PRINCESAS


Viernes noche; metro de Barcelona.


Estaba a punto de quedarme dormida contra la pared mientras esperaba al ¿metro/tranvía? que me llevara de regreso a ese hotel que ya bien comienza a parecerse a una residencia de estudiantes, en lo que hemos dado en llamar irónicamente, “El Barrio”; cuando de repente el ruido de cuatro pares de tacones descompasados me sacaron de mis sueños. Cuatro chicas; tacón, pitillo y melena larguísima suelta. Risas muy altas y empujoncitos.

Dije en alto: “¡Ay los quince!”, una dormida que tenía a mi lado, me contesto “Nooo!! miralas tienen por lo menos dieciocho!”.

Compartíamos metro y no pude apartar mi vista de ellas. Y estaba en lo cierto. Quince. Incluso menos. Clones en diferentes colores, hermanas de ketchup, amigas para siempre. Su distintivo era una bufanda brocada que cada una tenía en un color.

Empezaron a sacar polveras rosas con dibujos naïf y gloss que compartían para un penúltimo retoque mientras planeaban la noche en aquella fiesta.

Aquella fiesta en la que estaría Aléx. Probablemente Aléx fuera un rubio de flequillo perfectamente colocado y calzoncillo visto, interesado en las cuatro que conocía y en las cuatro que aún desconoce porque en el fondo, auqnue sea un chico duro, es un niño lleno de dudas. Apariencia fuerte y pasota que duerme junto a un Teddy.



Bajaron del metro una parada antes que yo, nuevamente entre tacones descompasados y empujoncitos. Las mismas que subieron pero más naranjas. Quince años tuneados con Touche Eclat. Caritas todavía redondas que parecen t riangulares gracias a una hora de manejo de la luz cosmética. Eran puro nervio llenos de sueños y esperanzas de una noche en la vida.


Ayer noche se repitió la historia en el metro de Madrid. Menos finas y más rockeras. Mucho negro, slim y ojos perfilados. Mismos tacones incontrolados, mismas melenas al viento. Mismo individualismo colectivo. La única diferencia, es que esta vez, Alex les acompañaba.



Desaparecierony yo me quede contra mi pared, pensando en esas ocho niñas, que son más mujeres que yo a su edad, pero que a pesar de los tacones y el maquillaje, eran princesas disfrazadas que jugaban a ser mayores. Un poco como yo ocho años más tarde.


11 comentarios:

Holly Golightly dijo...

Hay un momento en el que todas las princesas dejan de serlo.

Sólo resisten las auténticas. Las que nunca necesitaron creerse princesas.

;)

mario dijo...

q bien escribes xica...el relato es genial...y dos urras por el trío bS!

Shopaholic dijo...

Es una pena el querer crecer mas rapido de lo que se debe...

Por cierto, me encanta como escribes.
Un beso!

Wednesday dijo...

- Holly, estas eran princesas aún, pero ya no se lo creían, es una pena... un beso

- Mario, ayer lei tu post sobre costura, pero son tantas cosas que no tenía tiempo... luego me paso, pero menuda currada de fotos. Besos

- Shop. De eso te das cuenta cuando ya has crecido :). Gracias, un beso

mario dijo...

lo dan en las tiendas de paris,nueva york,italia i creo q en londres cuando hacen la presentación de la nueva temporada pero se ve q es una cosa exclusiva...aiii mundo injusto...bS!

EDUARDO dijo...

Que miedo!

Di dijo...

Dejadlas soñar, ya se encargará la realidad de despertarlas.

Ay los 15... que poquito los extraño

Nebulina dijo...

Es triste crecer y pensar que dejas de ser princesa...
Un besazo!

Sr Q dijo...

Saludos, Chloé Girl ;)

mi moleskine y yo dijo...

Conclusión: las roqueras son las dueñas!!!! haceros roqueras y os llevareis a Álex,haha.....

sa dijo...

AV,無碼,a片免費看,自拍貼圖,伊莉,微風論壇,成人聊天室,成人電影,成人文學,成人貼圖區,成人網站,一葉情貼圖片區,色情漫畫,言情小說,情色論壇,臺灣情色網,色情影片,色情,成人影城,080視訊聊天室,a片,A漫,h漫,麗的色遊戲,同志色教館,AV女優,SEX,咆哮小老鼠,85cc免費影片,正妹牆,ut聊天室,豆豆聊天室,聊天室,情色小說,aio,成人,微風成人,做愛,成人貼圖,18成人,嘟嘟成人網,aio交友愛情館,情色文學,色情小說,色情網站,情色,A片下載,嘟嘟情人色網,成人影片,成人圖片,成人文章,成人小說,成人漫畫,視訊聊天室,性愛,a片,AV女優,聊天室,情色

 

Me leen...