Dawson, Olsen, J Crew y algo de Prada

Antes del streetstyle la jurisprudencia de lo que se llevaba la marcaban las series de televisión. Los cardados, las hombreras con shorts de talle alto y los bodies de flores de Brenda, Kelly y Donna me pillaron muy pequeña y lo que llevaban en “Al salir de clase” o “Compañeros” no iba conmigo. En materia de ropa mi referente eran las series americanas y de los catorce o quince años hasta los dieciocho a mi me marcó profundamente la única temporada de una serie malísima protagonizada por las gemelas Olsen “Two of a kind” o “Cosas de gemelas”. ¿Qué adolescente a la que le gustara la moda más que a la media de su clase y la televisión no quería vestir como Ashley y Mary Kate? Con sus faldas tubo de satén o lana, las rebequitas, los pantalones piratas y camisetas de rayas y el pelo a media melena con una horquilla o moñitos. Yo lo hice. Lleve años los moñitos, hasta en la universidad debo reconocer sin ninguna vergüenza. No debí ser la única porque en aquellos años vi un especial de E! televisión, que me ha sido imposible encontrar, sobre las Olsen en las que ellas contaban que esa serie fue un fracaso absoluto pero que semanalmente recibían ellas y su estilista de entonces (cuyo nombre también me ha sido imposible encontrar) miles de cartas preguntando de donde eran las faldas de Ash y las camisetas de Mary Kate y unas chaquetas de cuero divinas que recuerdo que tenían. Esas prendas eran de firmas de lujo adaptadas por una modista (nunca fui tonta) y debido al éxito que tuvo su manera de vestir en la serie, que era prácticamente igual que en la vida real, fue lo que llevó a Wall-Mart a firmar un acuerdo con ellas para crear una línea de ropa y complementos infantil. Todo esto lo decían en aquel especial y a mí se me quedó grabado, como tantos otros datos sobre cultura popular que no sirven para nada. Luego vinieron las fotos de paparazzi, el estilo andrajoso deluxe, Elisabeth and James, The Row y el hermano pequeño de Sarko, pero esas son otras historias.


Mi obsesión por la ropa de “Two of a kind” se intercalaba con mi obsesión desmedida por la serie “Dawson crece”. Esta en todos los aspectos. Vivía sin vivir en mi, por el trío amoroso entre Dawson, Pacey y Joey y odiaba a Jen, aunque luego se convirtió en mi favorita. Aunque Joey era un chicazo y en general esos vaqueros enormes me gustaban más bien poco, pero si me encantaban sus jerséis, guantes y gorros y los días que se vestía de chica. Sobre todo los jerséis. Por más que iba yo a Zara, como esos allí no tenían, y luego estaban las camisetas y vestidos de Jen que era la que mejor vestía ¡Venía de Nueva York! Estos años, en los que en La 2 ponían series maravillosas para adolescente como Dawson, Los Rompecorazones o Las chicas Gilmore, la conexión a internet en casa era una utopía por lo que yo de vez en cuando iba a la biblioteca pública a conectarme o una un ciber  y recuerdo una página web de una fan española de “Dawson crece” que hacía un fanzine y colgaba en su rudimentaria web todo lo que encontraba de la serie. Fue leyendo a esta fan donde me enteré que la mayor parte de la ropa que salía en “Dawson crece” las primeras temporadas era de J Crew, una marca desconocida para mí porque aunque yo con dieciséis años ya leía Vogue, J Crew no aparecía (aún) en Vogue, pero desde entonces ese nombre lo asocié a los chicos del arroyo.



Años después me enteré que J Crew fue antes que Dawson y que parte del éxito inicial de esa serie fue porque ese otoño antes de empezar a emitirse la serie los cuatro protagonistas fueron los encargados de posar para el catálogo de J Crew y que la famosa  cabecera de Dawson fue grabada casi a la vez repitiendo fotogramas de las fotos ya que en los noventa los catálogos de J Crew en USA eran tan esperados como en España los de Mango. Una estrategia del creador de la serie Kevin Williamson que tenía muy calados a los adolescentes.


Con el boom de los blogs de streetstyle, empece a ver  estilistas con camisetas de J Crew y jerséis de cashmere pero no fue hasta el año pasado cuando Raquel Gratis Total colgó un enlace de unos zapatos clon de unos Balenciaga del invierno de 2005 cuando surgió el flechazo. El clon era de aquellos zapatos con pulsera que tenían un lazo de cristales de swarovski. Ese día revisé la página de principio a fin, vi que enviaban a España, vi que cobraban tasas de aduana, vi que era carísimo y no compré nada pero desde entonces empecé a visitarles con asiduidad y a ser tentada sin llegar a comprar y como la mayoría de las chicas a sentir fascinación por Jenna Lyons, en mi caso no porque cómo viste sino porque le leí en una entrevista que a ella le gusta tanto la ropa que no puede vestir sólo de J Crew y deja de tener ropa de otros diseñadores. Me pareció sincera.  Finalmente, hace un mes vía TheOutnet llegó mi primera prenda de J Crew, una parka perfecta que no me quito desde entonces que bien la podría llevar una Joey del año 2013 o una Mary Kate.

A día de hoy visito con demasiado frecuencia jcrew.com, esperando que desaparezcan las tasas o un cupón de mucho descuento que las compense para poder comprar, no jerséis o camisetas, sino zapatos. Porque en J Crew no se olvidan de los zapatos de otras temporadas y siguen clonando zapatos que hizo Prada entre los años 2003 y 2004, altos de tacón cuadrado y revestidos de tela. Otra de mis obsesiones cuando aún me peinaba con moñetes pero ya en la universidad.



Las fotos son por orden las gemelas Olsen en la serie "Two of a kind", el catalogo de J Crew que protagonizaron los protas de "Dawson's creek" y los zapatos de J Crew inspirados en las colecciones de Prada del 2004.

11 comentarios:

Anita Patata Frita dijo...

Madre mía la serie de las gemelas fue una de mis favoritas en mucho tiempo y casi ni me acordaba! o.O que fuerteeeee que recuerdos me has despertado!

Yita dijo...

Yo conseguí las zapatillas que lleva la Olsen en la última foto de este post (o unas muy similares, vaya) y fui feliz y me las puse hasta que se gastaron y me hicieron daño (no sé cual fue primero, pero hasta que no ocurrieron las dos mi madre no consiguió quitármelas). Qué nostalgia me ha entrado <3

Di dijo...

Yo soy mayor que tú y yo me obsesioné como todas las de mi edad con Rachel de Friends. Su pelo, su ropa, hasta sus pijamas.
Eso sí fue un verdadero boom.

gt fashion diary dijo...

oys gracias por el homenaje!


yo he comprado varias veces enl a web, pero lo mejor es tener una compi de curro con novio en Manhattan que cada vez que lo visita la freímos a encargos!

Sílvia dijo...

Encantador post¡ qué de recuerdos me traes¡ aunque yo, por edad, fui más de imitar a Mayim Bialik en "Blossom", me parecía lo más ... Ahora la veo en "The Big Bang Theory" y me sigue pareciendo lo más, pero en otro sentido ... un beso y gracias por compartir tus cosas.

HollyGo dijo...

Me pasó lo mismo con esta serie. Aún guardo una falda que me compré en Mango con el dinero ahorrado de varias pagas porque era como las que llevaban ellas, al bies y por la rodilla, de gasa floreada, y que por supuesto no acompañaba nada a mi edad. Lo de almacenar datos inútiles que me ha aportado la tv, también lo compartimos.

HollyGo dijo...

Me pasó lo mismo con esta serie. Aún guardo una falda que me compré en Mango con el dinero ahorrado de varias pagas porque era como las que llevaban ellas, al bies y por la rodilla, de gasa floreada, y que por supuesto no acompañaba nada a mi edad. Lo de almacenar datos inútiles que me ha aportado la tv, también lo compartimos.

Wed* dijo...

- HollyGo, recuerdo que Mango era la tienda que donde con más facilidad encontrabas el estilo "Two Of a Kind" yo tambien tuve faldas de viejuna y jerseis con 13 años. Una gris que Dipordior también tuvo.

- Patata son las series de nuestra vida.

- Raquel, tu tienes la culpa de mi obsesión con JCrew... ains.

- Di, ya te dije que prefería los pijamas de Ally McBeal

- Silvia yo quise los sombreros de Blossom.

La Biperina Folclórica dijo...

Te voy a confesar que siempre quise ser como las gemelas de sweet valley. Sí, esas que luego salieron el Diario de un rebelde con Leo. Y las gemelas Olsen era adorables. Yo que soy de un pueblo, amiga, te diré una cosa. No se reían de mí ni ná porque mi madre me llevaba a la moda.
Y siempre quise ligarme a uno como Morris en Salvados por la Campana. ¡Qué dura es la vida!

Glamourrosa dijo...

Querida Wed. No sé si te daré envidia... a lo mejor un poco. Allá por el 93/94/95 tuve yo un novio americano. De Carolina del Norte para más señas. Iba y venía a USA cada verano y navidad. Recuerdo que muuucha de su ropa era de J. Crew. Le encantaba. Y recuerdo que organizaron una especie de mercadillo/outlet de la marca. Me harté de comprar cosas.
Años después incluso me llevé a mi viaje de novios un bikini ideal que compré en aquel outlet. Todavía tengo por casa camisetas y algún jersey...

Halman Freud dijo...

Muy buen post del recuerdo. Igual, algunas tendencias está volviendo. Yo me vendo ropa por mayor en Buenos Aires y veo que las modas de los 80's y 90's se están reciclando.

 

Me leen...