Sin IVA


Lo que más echo de menos cuando estoy fuera de casa es el café. Algunos pensarán: “pues vaya bobada, un café te lo sirven en cualquier lado”. Ya. Es cierto, el café es un bebercio universal; de las pocas drogas bien aceptadas por todas las culturas, pero a mí el café me gusta en tazón grande si es en el desayuno y en mug si es en cualquier otro momento, cargado a la hora de hacerlo pero con el doble justo de leche cuando es servido. Y con azúcar moreno. Poca. Antes de irme de viaje el último café de mi casa me sabe a despedida y el primero al regresar a gloria. Y el de por la mañana me gusta en solitario con la radio puesta. Mas en invierno cuando es de noche aún y se intuye frio. Mi momento. Por eso el mejor momento de las vacaciones fue el viernes cuando me desperté antes que el novio y me tomé el primer café en nueve días. Irse tan lejos para poder disfrutar con tan poco.

En ese mi momento pensé en lo mucho que me gusta Septiembre a pesar de mi cumpleaños. Creo que es una etapa superada aunque lejos estoy que me guste celebrarlo. Septiembre como dice Candy Pratts Price tan de moda esta semana (lo que te rondaré morena) es el Enero, ella dice que para la moda y yo digo que para casi todo. Es más punto de inflexión que el primero de todos. Y si no lo mejor es preguntar a un estudiante de cualquier edad.

El negocio se abrió en Enero y hoy le decía yo a mi Joss que hemos sido como esas series de televisión de  mitad de capítulos en la primera temporada (acá Dawson Crece o Anatomía de Grey) que empiezan cortas pero intensas, tanteando para intentar enganchar y tener una memorable segunda temporada (acá esas mismas series) y quizás por eso tuviera tantas ganas de volver empezar la temporada de verdad.

Esto comienza y sólo puede ir a mejor. Optimismo en tiempo de crisis. No tiene IVA.

10 comentarios:

ELEGANCIA EN VERTICAL dijo...

Comprendo perfectamente tu momento café, que es similar al mío con el té. El té de mi casa, con el hervidor calentado previamente, el agua sin bullir, en su justo tiempo para un té verde y en mi mug :) Esos son grandes momentos.

Septiembre me parece un mes perfecto, precisamente por la misma razón que a ti no te gusta -cumpleaños, que para mí hace tanto tiempo que es descumpleaños, que ya debo de estar en números negativos- y porque empieza el otoño y la vida es como nueva.

¡Menudo rollo, Wed*, pero es que tu prosa me inspira! Bienvenida de nuevo.

Un abrazo.

P.D. Yo también estoy recuperando el parqué y las puertas de mi nueva casa van a ser blancas.

Wed* dijo...

Sabes q al final las puse roble!??? Jaja.

Sinprisa dijo...

Mi momento café sólo lo puedo disfrutar sábado y domingo. Entre semana no me puedo permitir ni un minuto perdido,, y no quiero poner el despertador antes porque me despierto a una hora obscena ya...
Me despiert, me lavo la cara, crema, y corriendo escaleras abajo. Buenos días al perro, subo la persiana para ver el día que hace y café rápido y sin pensar...

Septiembre sí me gusta. Los inicios de curso siempre son interesantes, las tardes aún son largas y no ha llegado el frío. En lo que estamos de acuerdo es en el cumpleaños. En mi caso es comprensible, me acerco a una edad temina y temo volverme invisible. Pero en el tuyo no, la década de los 30 es fabulosa. Disfrútala

Wed* dijo...

Oyeeee que cumpliré 27!!! Jaja

lamadretigre.com dijo...

Qué me vas a contar. Momento Latte Macchiato a muerte. Un mes en España sin un Latte decente que llevarme a la boca. Lo primero que hice ayer al llegar a casa, poner mi Delongui a trabajar.

Y enhorabuena por ese negocio que mejora con las temporadas. Como casi todas las series buenas.

gratis total dijo...

Septiembre es el mejor mes!

Sinprisa dijo...

Pues eso, que te llevo unos cuantos y yo sí tengo motivos para quejarme, tú no!!!!!!!!!!!

Wed* dijo...

Claro que si!!! (a todo)

SUGAR dijo...

Yo también adoro septiembre apesar de que también cumplo años...

y el momento café es como los años sólo te pertenecen a ti.

Un saludo

Wed* dijo...

Y que día???? (soy cotilla)

 

Me leen...