TEMPS FUGIT, ELEGÍA DEL BAJÓN PRE NAVIDEÑO O LETRAS QUE SE RENUEVAN Y SUENAN SIN CESAR

La cuestión humana es un tema complicado.
Hace ya tiempo conté que la principal distracción que MdO y yo teníamos en nuestros años universitarios era, pasearnos por la facultad con nuestros Luis Bidones (sendos bidones de cinco kilos de yeso París para las prácticas, y quien se lo pregunte, no, no soy yesista sino dentista), dejándonos caer estratégicamente por lugares donde, casualmente, nos podíamos encontrar con alguien interesante. Aquello era acoso y derribo basándonos en la estrategia del pumpum. Sólo dio resultado, con uno de los seis sujetos sometidos a control.

Quizás el que más tiempo sufrió nuestros ataques fue, llamémosle, Emilio Aragón (EA desde este punto) aunque a bien se que su mote es otro. EA era objeto de deseo de mi comadre, y el deseo parecía ser recíproco. Pero él fue uno de los causantes de que yo este casi segura de que los chicos estén sufriendo una ataque alienígena encubierto, en base a ondas que les fríen el cerebro porque están asociadas a receptores que están ligados al cromosoma Y. Vamos, que EA es uno de eso que objetivamente están jodidos de la cabeza (que diría mi páapa) y hacen que por difusión nosotras nos convirtamos en Bridget Jones y acabemos, por derribo, jodidas de la cabeza.
Aunque sin pelos en la lengua y a vuelta de todo (y de todos) mis chicas y yo, de zorritas busconas tenemos poco o nada; porque ante todo está la dignidad humana. Y si bien digo humana, porque la femenina asociada umbilicalmente al feminismo de Lucia Etxebarria es una falacia para amargadas anquilosadas en los noventa. Digo esto porque al parecer mi comadre “se lo ponía difícil”.

(Aquí es donde mi teoría de los ultrasonidos alienígenos recobra sentido)
¡Tócate un tacón! ¡Se lo ponía difícil! Todo por qué, ¿ por qué no iba de femme fatal con un caniche bajo el brazo, y unas uñas más propias de una cabaretera de perfil bajo que aspira a ser primera vedette, pero que siempre se quedará en una wannabe?
Mi comadre, quedaba cuando él quería, y cómo él quería. Le reía las todas las gracias que sinceramente carecían de gracia (lo sé porque allí estaba yo, de pasmarote, disimulando, y haciendo fuerza). Siempre parecía que al final pasaría algo… pero nunca pasaba nada porque siempre al final y en la lejanía había unos tacones más altos y unas uñas largas a compartir entre varios que probablemente “lo ponía más fácil”

Han tenido que pasar dos años desde que mi comadre empezará a pasar, para enterarnos de la verdad del asunto. Pero la verdad auténtica es que EA lo tuvo siempre en su mano, y quizás ya no lo tenga, pero hasta hace bien poco aunque existan otros señoritos, lo ha tenido. Armada con un cigarro y una copa preguntó el porqué de un no, que parece ser que fue la inaccesibilidad, una mentira como otra cualquiera, mismo guión diferente reparto.

La cuestión es que a veces piensas que lo estás dando todo y que crees que tienes un cartel de “libre” en la frente, pero el destinatario de tus señales, no las recibe (porque sus receptores solo captan las ondas alienígenas).

Mismo guión diferente reparto, que ella sabe que en mi realidad paralela me sentido igual tropezando en las mismas piedras; con las mismas palabras y dios los cría y ellos se juntan (cosas de la edad) e intuyo que se ha colgado el cartel de ocupado.


Demostrando que las chicas solo lo queremos pasar bien y que los gatitos y los globos de colores no caben en nuestro mundo; está mi jipi. Míster altillo el confundido con el amor que emanaban los rizos de mi jipi ha vuelto, no sabemos si para quedarse, pero para que el cosmos (contra el que no podemos luchar) se entere:
- W*: "Mira a pesar de todo Míster Altillo me tiene harta, ¿qué es eso de ni mensajeo, ni llamo porque “ese rollo no me va”? ahora tienes algún derecho a por lo menos mandarle un mensaje sin que piense que te quieres casar y reproducirte?"
- Jipi: “La verdad, es que me da igual, él y yo no tenemos más que relación de noche; no somos amigos, si salgo en Navidad puedo llamarle y ver dónde está, pero que de día no lo haga me es completamente indiferente”
(esto, el día después de ver Cuenca desde la orilla del rio)
FOTOS: "O fabuloso mundo de Alber Elbaz" Vogue Brasil Diciembre 09

4 comentarios:

calamarin dijo...

Pienso que lo de las relaciones siempre ha sido difícil, unas veces por defecto, otras por exceso... la cuestión es que siempre hay un "ay"... (besos)

Holly Golightly dijo...

Yo sigo pensando que lo más fácil y honesto es plantarte y preguntar ¿te pongo?

Pero claro... ahí interviene el factor circunstancias. O sea, pánico a que diga que no y la cuestión sea tratada por el Universo masculino -leáse amigos, colegas, amigotes etc... ya captas no?-

Ay...


Valor W* valor...

Sr Q dijo...

El día después de ver Cuenca desde la orilla del rio... :)


Me encanta como hablas de vuelta de todo de cualquier tema, es la condición marujatorreril que tienes muy desarrollada, escepticismo con humor. ¡Me encanta!

Wednesday dijo...

- Calamarin: ultimamente siempre por defecto... jaja. un beso

- Holly: me estas cambiando chica, no te pega nada lo de "¿te pongo?" jaja. Te capto. un beso


- Quinqui:ya estoy a vuelta de todo... y de todos... un beso

 

Me leen...