FLORES PARA W* (versionando la canción popular)

Aprovechando que Scott y Garance están de tourné por los Prycas patrios, como la Norma Duval por los “Punto Roma” ahora que ha regresado a primera plana del colorín, me voy a echar flores. Me echo flores porque para eso este, es mi blog y cuando me grita mi voz “víctima de Carine” tengo que saciarle el ego.

Para quien no lo sepa, amigos y familiares, Scott es el Pápa de los blogueros de moda; un nuevo dios de la cultura pop. A mi forma de ver, el éxito de Schuman, no radica en ser el pionero en retratar los looks de la gente de la calle, y en priorizar el streetstyle frente a la tendencia de pasarela, sino en ponerles cara al backstage de la moda.


Fue él el primero en retratar para colgar en la red a las Alt, Roitfeld, Lanphear, y Simmons y por tanto fue él en descubrirnos el auténtico look de la moda, lo que realmente llevan las que nos dicen que llevar. Atrás quedaron actrices y princesas, las estilistas y periodistas de moda son los iconos de estilo de esta década que pronto terminará. Su estilo ha invadido desde los desfiles de costura a tiendas low cost. Si por algo se caracterizarán los 00’ será por el estilo voguette y su descubridor será Scott Schuman, The Sartorialist.

La ironía y frivolidad que tiene la moda, es que las que ahora son estrellas, en un principio eran retratadas por Scott porque eran “gente normal” con carisma espacial, porque el hilo principal en los comienzos del Sartorio era el carisma, que podía estar en las piernas de Geraldine Saglio, en la barba de un rabino o en el atuendo que se ponían para jugar al beisbol unos niños en Harlem.

Salir en el Sartorio te convertía en alguien especial.

Cualquier bloguero de moda, cualquiera, porque todos nosotros llevamos una Bárbara Martelo en nuestro interior, se arrancaría de cuajo su uña del dedo gordo del pie izquierdo por salir en Sartorio… aunque no lo confiese de manera anónima en su blog. Porque si, todos nos sabemos la oscura historia de que existen personas que han pagado a Scott para salir en su blog y todos también sabemos que cada vez son menos las personas anónimas que aparecen en él, y si, todos criticamos el aburguesamiento que ha sufrido The Sartorialist, pero también todos somos fruto de nuestro tiempo, y buscamos nuestros cinco minutos de gloria… si no, no tendríamos un blog de moda, lo tendríamos de jardinería.

Hace un año contaba yo, que me sentía fatal (tremendista) porque se me había hecho el culo Pepsi, cuando la dueña de la tienda más chanchi de la muerte de la ciudad en la que vivo, había alabado mi forma de vestir diciéndome que parecía sacada del Sartorio. Pues bien, resulta que hace diez días, me fui yo con la máama (leer la tilde donde corresponde) a París, y estaba yo intentando averiguar cómo cruzar hasta el Arco del Triunfo; porque a veces una demuestra que en realidad es muy de pueblo y yo no veía el paso subterráneo, yo quería cruzar a lo loco y de la mano de mi máama; cuando de repente se me planta delante una taiwanesa (era taiwanesa y no china ni japonesa porque le pregunté por su procedencia) y me dice que si me puede sacar una foto. Yo le pregunto qué porqué y ella me responde que porque soy muy mosna y voy muy mosna vestiá. Total que la taiwanesa no era Scott, ni yo Pelayo (ja ja) peroante tales argumentos no podía negarme a que me hiciera una foto y luego me hice yo una que ella, sus amigas y mi máama que aunque no es una víctima de Carine le hizo mucha gracia la situación .


Luego me sentía un poco culpable y un poco gilipollas y un poco encantada, a qué negarlo, y vislumbre mi momento, así que aprovechando que tengo un blog …“On the streets… tulleries, Paris”

… vi la foto!
Lo sé, esto es ridículo. Pero la moda es un bicho ridículo al que todos alimentamos.
P.D Estuve en Colette. Merece una entrada aparte pero decir que entre mis manos tuve el libre del Sarto. En París no costaba 19 euros como aquí, costaba 30. Y evidentemente no me lo compre porque a mi forma de ver no merecía la pena…

5 comentarios:

MARIO dijo...

Oye que curioso lo de las chinas(todos me parecen iguales)...en cuanto Scott,tiene mucho mérito todo lo que ha conseguido,aunque ya resulta bastante cansino bS!!

PD:Me alegro de tu vuelta ;)

Lady B dijo...

Muy mosnas tú y tu máama, y como siempre genial el post, me he reído un rato!!

Porqué te hacía yo rúbia rubia??? Misterios misteriosos... espero que estés bien.

B-isous (en français)

Sr Q dijo...

Nena, te lo he dicho mil veces y más que lo diré, me encanta como escribes, odiando a Scott y el voguetterío y asumiendo que te mueres por ellos... me flipa.


Oye, voy a examinar mejor la foto que te hizo la china :)

Y otra cosa, que miedo da Steven Meisel cuando se obsesiona con hacer editoriales inspirados en noticias recientes y costumbres, ya sean rehabs, gripes a o paparazzis y celebrities horteras.

Sr Q dijo...

Por supuesto que hiciste bien en no comprar el libro de Scott... ¿en serio alguien lo va a comprar?

Holly Golightly dijo...

Mr Q, un montón de gente aunque sea por el mero hecho de que llevarlo encima es directamente proporcional a salir en Sart.

 

Me leen...